Rachel

•febrero 19, 2010 • 2 comentarios

Esto es lo más cercano a un m-preg que he escrito en mi vida. Aunque no es un m-preg. Así que estais avisadosXD.

También advierto que tiene cierto contenido sexual, aunque muy suave. En resumidas cuentas, lo calificaría como un crack-fic.

Pues nada, a disfrutarlo. (a quien le guste, claro,  porque tampoco es que haya estado muy inspirada al escribirlo)

Rachel.


–         No podemos concebir un heredero

Fue la única frase que pronunció el conde. No es que le importara demasiado. No tenía un particular interés en traer progenie al mundo, pero sí le importaba Elisabeth.

Y Elisabeth quería un hijo con el que ocupar sus días, con el que llenar la soledad de aquella vida tan distinta de sus sueños de niña, tan llena de lujo y tan vacía de aquel marido ausente, devorado por su trabajo y su devoción a la reina.

Y por su posesivo mayordomo. Aunque de esto último, jamás se quejaba en voz alta.

Sebastian guardó silencio durante unos segundos, inmóvil detrás del conde, asimilando la orden implícita en la confesión de su señor.

*****

Dos noches más tarde, al llegar a casa, Ciel encontró una breve nota en la que reconoció la letra pequeña y apretada de su mujer. Elisabeth pasaría el fin de semana junto a su madre, en la residencia de verano de los Middleford.

Así que subió las escaleras, y cuando abrió la puerta del dormitorio su primer instinto fue empuñar la pistola que siempre llevaba en uno de los bolsillos de su chaqueta.

Recostada sobre la cama, tapada sólo a medias por una sábana, yacía una joven desnuda.

El conde estuvo a punto de articular la pregunta más obvia, pero no lo hizo.

Ella lo miró atenta e invitadora, con aquellos ojos rojos. La piel pálida de su cuerpo delgado y esbelto contrastando profundamente con su pelo negro, largo, y sedoso.

Seguir leyendo ‘Rachel’

Dirk Bogarde y otros mayordomos de cine.

•diciembre 10, 2009 • 1 comentario

Son las tres de la mañana y aquí me hallo escribiendo, después de ver el documental The Private Dirk Bogarde.

No se como seguir. No se como explicar cómo me he llegado a obsesionar con este actor en menos de cuarenta y ocho horas.

Bueno, en realidad puedo explicar la cadena lógica:

Todo empezó, por supuesto, con Sebastian Michaelis. O más bien con el mono de Sebastian Michaelis (maldito síndrome de abstinencia…). Así que ahí estaba yo, sin una mísera pizca de mayordomo negro que echarme a la vista o la imaginación, debido principalmente a que el racionamiento mensual al que nos tiene acostumbrados Yana Toboso no es suficiente para calmar mi sed de Kuroshitsuji, y a que los fanfics escasean últimamente. Así que pensé, ¿ de dónde saco yo ahora algo que tenga que ver con mayordomos? ¿Habrá películas de mayordomos?

En efecto. Haberlas haylas. Como las brujas. Otra cosa es que poca gente las haya visto.

Seguir leyendo ‘Dirk Bogarde y otros mayordomos de cine.’

Lo único que no me gusta del yaoi

•noviembre 5, 2009 • 3 comentarios

¿Sabéis qué es lo único que no me gusta del yaoi?

Que muchas veces se desplaza a los personajes femeninos, se los desprecia, entre otras muchas cosas.

¿Cuántas veces hemos visto fanfics donde el personaje femenino es débil, egoísta, estúpido, cuando no algo peor? ¿ En cuantas historias habéis visto como “la chica” se interpone en la maravillosa relación entre los dos protagonistas?

Y otra cosa: da la sensación de que el amor entre hombres es el AMOR , así, con letras mayúsculas, el amor por excelencia, en su estado más puro y sublime, mientras el amor entre hombre y mujer pertenece a una categoría inferior, como si fuera algo más de andar por casa.

Esto sería lógico si los autores de fanfics yaoi o slash ( como se le quiera llamar) fueran hombres homosexuales misóginos. Pero resulta que no.

La inmensa mayoría de fanfics de esta temática están escritos por mujeres heterosexuales.

Toma ya.

Que alguien me lo explique. ¿Por qué las mujeres se atacan a sí mismas en sus historias?

El tiempo

•noviembre 2, 2009 • Dejar un comentario

Es  curioso, nos movemos en el espacio y en el tiempo. El tiempo, esa dimensión desconcertante.

Algunos dicen que no existe, que es un concepto creado por los humanos, que sólo existe el cambio de las cosas.

El tiempo, aún así, es esa dimensión mágica, que todo lo cambia y lo transforma.

En el verano de, pongamos, 1995, estaba yo en los verdes montes del interior de Galicia. Fueron momentos indescriptibles, un tiempo para no olvidar. Rodeada de amigos, pisando la hierba verde, corriendo, jugando, imaginando mundos, sobre todo escuchando mundos ajenos, dejando el mío atrás, muy atrás. A unos mil kilómetros.

Y sin embargo, hoy vuelvo a pisar la misma hierba verde en el mismo sitio. Pero estoy sola, he cambiado. Los amigos se han desvanecido, algunos pequeños detalles del paisaje han variado. Aunque fundamentalmente, siga tratándose del mismo lugar.

 

¿Qué ha pasado?

 

Quizá soy una extraterrestre, pero nunca me ha dejado de sorprender este fenómeno tan extraño al que llaman tiempo. Mi cerebro no se acostumbra…

Es como tener un puñado de arena que se te escapa de entre las manos sin que puedas evitarlo.

 

No me acostumbro. Es todo tan extraño…

 

Hoy he visto unos cuantos capítulos de la serie Mad Men. En uno de ellos, el protagonista dice que “ los jóvenes no saben nada, ni siquiera saben que son jóvenes”.

Hace un año no hubiera entendido esa afirmación.

Pero hoy… si. Ni siquiera nos damos cuenta de que somos jóvenes. Sólo cuando empieza a desvanecerse (aunque sea mínimamente) nuestra juventud, nos empezamos a dar cuenta, sorprendidos.

Al principio es un ligero aviso. Un aviso mínimo. Señales casi imperceptibles.

Pero ahí están. Del paso del tiempo. O del cambio de las cosas. Como cada uno quiera llamarlo.

 

 

En el principio de los tiempos

•octubre 30, 2009 • Dejar un comentario

N. de la A.: Este drabble se me ocurrió tras leer el fic The Oneironaut de Nightsmoke (en Fanfiction.net), y reflexionando sobre quién es realmente Sebastian, ese personaje del que en realidad sabemos tan poco, llegue a la conclusión de que puede que no sea tan invulnerable y “perfecto” como aparenta, sobre todo después de ver el capítulo 20. Espero que os guste.

En el principio de los tiempos.

En el principio de los tiempos, antes de que el Universo fuera un punto de luz , cuando Dios jugaba alegremente con la nada, lo creó a él. Y también a sus semejantes. De su nacimiento sólo recordaba la luz, la sensación de calidez, de conciencia desdoblada que sólo se tiene al estar cerca de La Fuente. Se recordaba a sí mismo como un niño brillante hecho de polvo de estrellas. Pero su memoria le fallaba llegado ese punto, y a partir de ahí sólo podía revisitar su caída. La gran caída. No recordaba como ni porqué. Ni le interesaba lo más mínimo.

 

Seguir leyendo ‘En el principio de los tiempos’

En el baño V

•octubre 30, 2009 • 1 comentario

Título: En el baño

Pairing: Sebastian/ Ciel

Calificación: No recomendado para menores de 18, por contener escenas de sexo explícito.

Este fic está colgado también en fanfiction.net , este es el enlace:

http://www.fanfiction.net/s/4835403/1/En_el_bano

 


–         Y dime, mayordomo, ¿cómo está tu cachorro humano?- La voz del Enterrador resonó cargada de ironía en la oscuridad de la noche que acababa de comenzar.

 

Sebastian, en la verja de entrada a la mansión observaba al visitante, que parecía no tener intención de apearse de su viejo carromato.

–         ¿Qué haces aquí?- fue la respuesta del sirviente.

–         Oh, voy de camino a la casa de los Mcdougal. El viejo patriarca acaba de abandonar este mundo, así que hay un cadáver fresco esperándome allí. Y tú, mayordomo, ¿no deberías estar atareado preparando la cena de tu señor, o lo que quiera que sea… en vez de estar como un perro ocioso a la puerta de la casa que guardas?

Sebastian desvió la mirada hacia un punto indefinido que parecía encontrarse detrás del enterrador y guardó silencio.

Seguir leyendo ‘En el baño V’

En el baño IV

•octubre 30, 2009 • Dejar un comentario

Título: En el baño

Pairing: Sebastian/ Ciel

Calificación: No recomendado para menores de 18, por contener escenas de sexo explícito.

Este fic está colgado también en fanfiction.net , este es el enlace:

http://www.fanfiction.net/s/4835403/1/En_el_bano

El día estaba siendo caluroso. Demasiado para el gusto de Ciel, que había ordenado crear una pequeña oficina improvisada en ese rincón de sus jardines que tanto le gustaba, bajo la única y frondosa palmera se erguía en los terrenos de la familia Phantomhive: la única palmera que había resistido el duro clima invernal británico, rodeada de los robles y los castaños que constituían la normalidad de los extensos terrenos de la mansión.

Seguir leyendo ‘En el baño IV’